domingo, 1 de marzo de 2009

ORGANIZACIONES TRANSCOMPLEJAS

Actualmente estamos en presencia de un complejo proceso de cambios y transformaciones, a nivel mundial, lo cual ha implicado modificaciones en las estructuras organizacionales y en la actividad humana. Estos cambios, fuertemente ligados a un clima cultural y caracterizado por la incertidumbre, plantean una nueva relación entre el hombre y su realidad, en la cual surgen otros valores sociales que tratan de sustituir los relacionados con el individualismo, egoísmo, el afán del lucro fácil, entre otros antivalores. Al producirse transformaciones y cambios en la realidad se producen nuevas formas de pensar, comprender e interpretar el mundo.

En Venezuela se evidencia a grandes rasgos un claro cambio de paradigma, por la existencia de un proceso de transformación de la sociedad venezolana; pero, en forma muy lenta. Hay un modelo que no desaparece y hay otro que no emerge. En este tránsito interparadigmático confluyen una gran cantidad de valores en la sociedad, donde los viejos valores se contradicen y se resisten a los nuevos. Hay un clima cultural donde se están reformulando las prácticas sociales, cuyas formas están en movimiento, cambiando, transfigurándose. Estamos inmersos en una profunda transformación sobre las maneras como se percibe y se actúa en nuestra nueva realidad, impulsados por cambios profundos, por un nuevo orden de cosas y de las realidades, lo cual se traduce en un funcionamiento complejo de las organizaciones. En éstas ocurre un aplanamiento de sus estructuras, una ruptura de los parámetros que regulan sus actividades, una transversalización en las relaciones internas. Son los rasgos característicos del postmodernismo, donde se promueve el pluralismo, la diversidad, la ruptura en la forma de conceptualizar la realidad.

Cabe destacar, que en este proceso de cambio juega un papel muy importante la toma de consciencia; pero, esto sólo se puede lograr a través de un sistema educativo que trate de internalizar en los ciudadanos los valores del nuevo paradigma, a fin de vencer las resistencias, el cual habrá de sustituir al viejo. Este proceso requiere grandes esfuerzos y bastante tiempo para romper las cadenas de las resistencias al cambio. En nuestro país el modelo educativo que ha existido ha sido concebido para un sistema capitalista, con el fin de inculcarle a la población los valores propios de dicho sistema para eternizarse como tal.
Las organizaciones transcomplejas se sitúan en un plano que requiere el análisis cuidadoso de los factores filosófico y epistemológico, referido al origen y la razón de ser de las organizaciones, así como la trascendencia y conceptualización que se ha hechos en función de su contexto histórico; factor teórico y metodológico referido a los procesos y métodos llevados a cabo por la organización; el factor fáctico y tecnológico referido a los instrumentos y medios utilizados para la implementación de las estrategias; y el factor bioético para comprender la vida en las organizaciones desde la dimensión humana vinculada a la tecnología. Sumados todos estos factores las organizaciones transcomplejas se convierten en un paradigma de la gerencia donde se enlazan y confluyen elementos más allá de la propia naturaleza humana, y más allá de todo instrumento tecnológico pues lo que garantiza la productividad es la combinación de varios factores en la medida y en el tiempo indicado y que ira en función de garantizar el bienestar de los miembros de dicha organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada